BARRA DE PESTAÑAS

16 oct. 2011

Dia 6 y Dia 7, Ultimo dia en Leh. Viaje a Manali


Dia 6, Leh, provincia de Ladakh, estado de Jammu&Kashmir, INDIA
Hoy por la mañana se ha ido Bicho y ahora mismo estoy en el cuarto, escribiendo un poco todo el blog, ya que he tardado varios días en ponerlo al dia. He tenido miles de problemas: mi cámara ha decidido que no quiere funcionar, y no acababa de poder funcionar con el programa de edición de fotografías.  Hoy el dia se plantea bastante tranquilo, dare un par de vueltas por la zona, y tranquilamente me iré hoy a las 11 de la noche rumbo hacia Manali.
Por aquí me quedo sin ver Pangong lake( un lago de 30km’s con 70% chino y 30% Indio, y el valle de Nubhra, con la carretera motorizable mas alta del mundo, unos 5000 y pico metros. El problema es que la gente que esta volviendo de estos sitios me dicen que ya esta cubierto de nieve, y empieza a ser bastante peligroso pasar, incluso unos chicos me han dicho esta mañana que se tuvieron que volver a mitad de camino porque su jeep de repente empezó a patinar, y una de las ruedas se salió de la carretera ( pensad que aquí no hay quitamiedos,y las caídas son de miles de metros… muerte segura! Yo por mi parte espero no encontrarme ningún problema en mi INFINITO  ( 18 horas de autobús) viaje a Manali, ya que tengo que pasar también por uno de estos pasos de altura, a unos 4500 metros, para salir del Himalaya, y entrar ya en la zona de Himachal Pradesh, justo por debajo de la cordillera montañosa. Ahí estaré unos días, y Chotak me ha comentado que él pasa por ahí el 16 de Octubre de camino a Rishikesh, por lo que alomejor me puede recoger y llevarme con él a Rishikesh también. Estaria bastante bien!
Hoy empieza mi verdadera aventura y andanza solo, ahora si que estoy completamente en manos del destino y sin ningún tipo de planificación adelantada., y sobre todo SOLO.
Os iré contando cuando llegue a Manali que tal fue el viaje y que tal es eso.



Dia 7. Viaje de Leh, Estado de Jammu & Kashmir a Manali, Himachal Pradesh. INDIA.  CRUZANDO LOS HIMALAYAS
Poco después de la ultima vez que escribí salí del guesthouse donde me estaba quedando en Leh, hasta la supuesta parada del Bus. Merece la pena que os cuente el momento antes de coger el autobús porque sin duda será de las cosas que más me impactaron.
Reservé un billete de un autobús que va a diario desde Leh hasta Manali, en el mapa deben de ser unos 600 km’s, podría no parecer mucho, pero el trayecto son 18 horas.  En la agencia donde lo reservé me comentaron que el autobús salía a las 23h, por lo que debía llegar ahí a las 22, para dar mi  billete, entrar y preparar la salida. Este viaje era un viaje de una unión de agencias, un viaje privado que supuestamente tiene más fiabilidad que los trayectos estatales, por lo que me tomé bastante en serio sus recomendaciones. Como me dijo, a las 22 en punto estaba delante del banco estatal del pueblo, supuesta parada del bus.

Como era normal, a las 22, no había llegado…… cuando dieron las 22:30 me empecé a impacientar un poco, empece a parar los pocos coches que pasaban para preguntarles, y a dar vueltas por la calle. Tengo que explicar que Leh es una ciudad donde a partir de las 9 de la noche, no hay ABSOLUTAMENTE nadie en la calle. Es básicamente imposible ver a nada moviéndose en la calle excepto muchísimos perros callejeros, comiendo de las basuras y buscando comida donde pueden. Como os imaginais la situación era un poco escalofriante de por si. Comencé a caminar por el pueblo para ver si veía el autobús parado en algún lado, o algún otro viajero, que como yo, estuviera perdido sin saber donde ir. Nadie aparecia.
Al caminar unos 500 metros siguiendo por la calle principal, de repente y de la nada, me salieron una manada de 10 perros. Ladrandome y gruñéndome como jamás he visto, se comenzaron a acercar peligrosamente, hasta que uno de ellos me lanzó un mordisco que me dió en la pierna izquierda, por encima de la rodilla. Los que me conoceis, sabeis que he estado rodeado de muchos perros, y muy grandes toda mi vida, pero jamás había visto algo semejante. Los 10 perros estaban rabiosos, enfadados conmigo como si les hubiera quitado el plato de comida de la boca, y no me dejaban en paz. Por suerte, como el viaje iba a ser tan largo y frio, decidi cogerme un par de cosas en mi mochila de mano, y cuando iba caminando llevaba mi macuto en la espalda, y mi mochila de mano en el pecho. Digo por suerte, porque es lo que me permitió quitarme de primeras a muchos perros y evitar que se acercaran a mi, lentamente caminé hacia atrás y segui por una calle que había a la derecha hasta que me dejaron en paz y pude seguir buscando a gente. Al calmarme un poco pude comprobar si la mordedura había traspasado el pantalón. Por suerte no había roto la tela y por tanto el diente no había podido penetrar, pero me seguía doliendo como si tuviera algo. 
     Segui caminando hasta que volvi rápidamente al sitio donde supuestamente salía el autobús, delante del banco estatal. Al dejar la mochila, me bajé los vaqueros para comprobar que tal tenia la pierna y si tenia herida. Efectivamente, tenia una mordedura en la pierna, con un corte bastante profundo, pero nada demasiado malo, no nos asustemos. Me limpié la herida y continue la búsqueda del autobús. Al final después de muchas vueltas un señor muy amable que paso con el coche de repente ( 1 de 8 coches en 1 hora y media), me llevo a la estación de autobuses por si acaso estaba ahí, cuando llegué ahí estaba, durmiendo en el minibus, cogiendo fuerzas para su batalla al volante, eran las 23:30, media hora después de su supuesta salida. Al final me logre montar, y acabamos saliendo a las 00:30, pasando antes por la “supuesta parada” delante del banco estatal, donde esta vez si que había muchos viajeros, parece que fui el único subnormal al que le dijeron mal la hora. 


   Bueno y después de la aventura empieza el viaje ( perdón por la longitud de la entrada, pero es que la historia es bastante significativa a nivel personal).  He de decir que el viaje comienza de noche y por lo tanto no puedo llegar a explicar mucho, pero os puedo contar que HACIA UN FRIO DE NARICES! Llevaba, camiseta, camisa, sudadera, chaqueta de nieve, y el saco de dormir… Y AUN ASI me moria del frio. El vaho interno estaba congelado en las ventanas, y el autobús no dejaba de moverse, mientras el conductor caracoleaba las piedras del camino en la subida por las montañas. 
vista del paso de la carretera entre las montanas, Himalayas, India
     Todos hemos visto alguna vez en la tele estas carreteras de 1 solo carril en medio de la montaña, sin asfaltar y sin quitamiedos, con unas caídas al vacio de miles de metros. Pues esas imágenes, son esta carretera en concreto. Despues de 5 horas en la carretera mas peligrosa que he pasado en mi vida, llegamos en medio del Himalaya a un pueblo nómada, que servia Chai a los viajeros y conductores que hacían la ruta.Vuelta al bus y continuamos por la misma carretera, si se puede llamar asi… Horas y horas y horas de montañas, y desierto de rocas y montañas, caracoleando por todas y cada una de ellas para poder cruzar el sistema montañoso mas  alto del mundo. Varios pasos de montaña a 4000 metros, uno a 4600, una aventura en toda regla. Al pasar por encima en avión, se veía la majestuosidad de los himalayas, pero al cruzarlo en autobús te das cuenta de su verdadera grandiosidad, es absolutamente increíble. 


Carretera de camino a Manali. Himalayas, India
Despues de mil millones de horas ( 18 de reloj) en el autobús, 1 solo conductor, sin paradas para dormir, y por las carreteras mas peligrosas del planeta, llegamos a Manali. Lo primero que llama la atención bajando el Rohtang-La, es que hay vegetación, comienza el bosque de las zonas medias del Himalaya, las montañas menos altas, pero que rondan todas los 3000 metros, y algunas alrededor los 5000 y 6000 metros. El autobús me dejó en la subida al pueblo de Vashist, a unos 3km’s de Manali ciudad. La razón por la que me quedé aquí es porque aquí debía ir en la búsqueda de un inglés llamado DAVE, novio de una muy buena amiga mia (Maria desde aquí MILLONES DE GRACIAS!).  El supuesto Dave tenia un centro de aventura y actividades de montaña en el pueblo de Vashist, y tenia que ir ahí expresamente a darle una cosa que me había pedido mi amiga que le diera, y de paso pedirle que me echara una mano con todo…. Fue gracioso llegar por fin al pueblo, y tras preguntar en un par de sitios de aventura y actividades por un ingles llamado Dave, y encontrar el sitio, me recibe su socio Narain, le pregunto por Dave pero me dice que no está pero que no me preocupe, que me estaban esperando de todas formas. El simpatico Narain me pide un Chai, y después de un rato me lleva a mi habitación ( que ni siquiera tuve que buscar, ya me la habían preparado). 
Alucinando con el sitio y  la situación, me meti en mi cuarto, y tras una breve discusión con una araña del tamaño de la palma de mi mano que me esperaba en el baño, me fui a dormir, ESTOY EN MANALI!  :)






A medida que vamos bajando o saliendo del centro de las montanas, se empieza a ver paisaje verdoso

Himalayas, India

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Diego!!! muy buenas las fotos!!!

    espero que estés disfrutando de tu viaje.
    Si necesitas la cuenta de photobucket dímelo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

COMENTARIOS?PREGUNTAS?DESEOS?PALABRAS BONITAS?ESCRIBE LO QUE DESEES!