BARRA DE PESTAÑAS

28 dic. 2011

29 Noviembre-5 Diciembre, 2011, Estado de Goa. INDIA.



Con un pequeño dolor de estomago constante, y con la preocupación de si me iba a poner malo me embarqué en el autobús a Goa. En la parte trasera, sleeper class, compartiendo zona con 3 rusos y Florian, me levanté sobre las 6 de la mañana, mas o menos una hora y media antes de llegar a la estación de Mapusa, donde nos debíamos bajar, y pude comprobar la diferencia del ambiente en el que estaba entrando. Comencé en la montaña mas montaña que pueda haber, pasé por las bajas montañas, el comienzo y sumum del Ganges, los planos del centro de India, el desierto… y por fin, la jungla, para dar paso a la playa, puedo decir que mi recorrido en India hasta ahora ha sido bastante variado en cuanto a paisajes, y tenia ganas ya de llegar al mar. Montañas llenas de vegetación verde y húmeda, palmeras por todos lados, el ambiente tropical digno de la junglas. Las carreteras estaban en general muy bien asfaltadas y se notaba limpieza en las zonas, sin duda había entrado en otro lugar muy distinto a Maharashthra,Goa me esperaba, y las vistas, el olor y las sensaciones del lugar no podían ser mejores.  Llegamos a Mapusa y nos dirigimos en el autobús local que iba hacia la zona de Arombol, la zona mas “alternativa” de Goa, donde más gente joven e interesante se podría encontrar, y donde no estaría atrapado en el turismo de lujo de otras zonas de Goa.
Como muchos sabréis, Goa fue durante muchísimos años, sobre todo finales de los 70, y casi todos los 80 y 90 la meca de la música Trance, sobre todo el Psy Trance, o su vertiente personal el Goa Trance. Este tipo de música, el trance, es conocido (el bueno, al menos) en basarse en ciertas frecuencias y ritmos por minuto distintos de otros tipos de música y que concuerdan con ciertas frecuencias del cuerpo humano. L a música consigue que tu cuerpo entero vibre, y se mueva a las frecuencias de la música, esto hace que comenzar a bailar sea automático y se entre en un estado de “semi-trance” de ahí el nombre. Paraiso de hippies del mundo, el consumo de drogas explosionó en Goa y eso causó que poco a poco la policía y el gobierno regional prohibieran todo tipo de fiestas y todo tipo de ruido pasado medianoche. La policía comenzó a patrullar y a cerrar poco a poco todo tipo de fiesta que pudiera haber. Hoy en dia no queda NADA, y las playas se han visto invadidas por hamacas y sombrillas, rusos en marca-paquetes y gafas de sol, con una barriga increíble y una modelo acompañándole, indios ricos que van ahí a gastarse todo y a fardar como si estuvieran en Ibiza o Marbella. En fin, que todo el ambiente hippie, con música todo el dia y fiestas por la noche, en ambiente familiar e increíble, desapareció hace mucho tiempo.   
Al llegar a Arombol caminamos hasta la playa, y recorriendo la playa en búsqueda de cabañas que estuvieran cerca del mar a buen precio encontramos unas en Delwin’s Ark, un guesthouse que llevaba una familia local de Arombol, que utilizando un terreno que tenían detrás de su casa montaron un grupo de 12 cabañas con estructura de bambu y hojas de coco secas a modo de paredes, y sin ser ironico…un lujazo de sitio, donde estábamos super comodos. Pero salias a la playa y ahí estaba el truco: Chiringuito tras chiringuito con unos precios abusivos, la playa abarrotada de hamacas, nadie en la arena, el agua del mar sucia, etc. La calle principal de Arombol es solamente un gran centro comercial de todas las “tipiqueces” que te puedes encontrar en todo el resto de India, todo en una misma calle.En fin, el sitio como podeis observar me asqueó muchísimo.  He de reconocer que al llegar estaba tan ilusionado con ver el mar que ni me enteré, durante el primer dia y medio ni me llegué a percatar de que estaba en el futuro Lloret del Mar, pero es que asi es. Arombol, y por lo que he podido ver, Goa, esta en un punto donde de aquí a 5 años están construyendo super hoteles para meter a todas las hordas de turistas (rusos e indios) que van a visitarles en la época de Navidad. Como bien dijo el gobernador hace un par de semanas  “we dont want hippies”.
VIGILANTE DE LA PLAYA

 Puedo decir de bueno que, aun asi, Goa es precioso. Tuve la suerte de poder alquilar una moto, la historia es bastante graciosa. Los que habeis seguido este blog durante tiempo podréis acordaros de las dos chicas de Israel que conoci en el tren desde Rishikesh hasta Varanasi con Alon, aquellas que no dejaban de quejarse por tonterías y eran un poco insoportables…pues bien, ahí estaban de nuevo, en Goa! Y como no, en Arombol!  Ya me las había encontrado más veces durante el viaje, en Pushkar, en Udaipur, y ahora en Goa por lo que como de costumbre hablamos un rato. Me comentaron que querían alquilar 2 motos, pero que no se veían capaces de conducir, por lo que necesitaban 2 personas que les llevaran, ellas pagaban la moto y la gasolina… CHING-CHING! Florian y yo podíamos llevarlas sin problemas a donde quisieran…y encima aprovecharnos y poder ver otras zonas de Goa a coste 0, buena oportunidad.   Fuimos a la zona de Anjuna, la otra zona donde supuestamente también había buen ambiente pero en el fondo era igual, al mercado del miércoles, un super mercado de tenderetes estilo Rastrillo donde también se podía encontrar de todo. El camino hasta Anjuna fue increíble, cruzando todos los pueblecitos que estaban inmersos en la jungla, los lagos que hay en medio de la nada, las marismas… un paisaje idílico en general
mi casita de Goa


mi "barrio" de Goa
A pesar de todo he de decir que disfruté mucho en Goa. El poder estar por fin en el mar y disfrutar de jugar con el agua y la arena y poder descansar todo el dia es increíble, sobre todo después del recorrido que he llevado hasta ahora. Puedo comprender que también tener una casa alquilada en Goa con amigos, como hace mucha gente, y vivir ahí una temporadita corta tiene que ser increíble. Conociendo gente, sitios y estando dentro del mundillo de Goa se tienen que encontrar fiestas y sitios increíbles, pero puedo afirmar que para una persona como yo, el ir de turista normal que visita un tiempo, no es de los sitios mas recomendados. Por ello, y motivado por todo lo que habia escuchado hablar de Gokarna y de cómo iba a ser mucho mas lo que yo me esperaba, puse rumbo hacia ahí. El 5 de Diciembre puse rumbo hacia Gokarna…el esperado paraíso, y para ello, me iba a tener que buscar las castañas mas de lo que esperaba…


No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS?PREGUNTAS?DESEOS?PALABRAS BONITAS?ESCRIBE LO QUE DESEES!