BARRA DE PESTAÑAS

9 ene. 2012

26-31 de Diciembre 2011. Auroville - INDIA


MIS REGALOS DE NAVIDAD
Y aunque no lo esperaba tuve un regalo de Navidad! En forma de señora española de nombre Angela. Angela habia venido desde Chennai en un coche con conducto, donde se habia separado de un grupo de españoles para venir a ver la fundación durante 1 dia,  y volverse a Chennai al dia siguiente, el dia 26. Coincidencia total de que justo era el camino que tenía que hacer yo, y corazón grande el de esta señora que me invitó a irme con ella y su conductor hasta Chennai, gratis. En un viaje de unas 7 horas, con Angela pegando gritos de pánico con cada adelantamiento del conductor (he de decir que es normal porque el tio estaba un poco loco, pero yo ya estaba acostumbrado a los conductores indios y tampoco me sorprendió tanto) llegamos a Chennai a la tarde, donde me cogi un autobús directo hasta Mahabillapuram (Mamallapuram)  donde pasé la noche ya que era demasiado tarde para llegar hasta Auroville, a 4 horas de Chennai en autobús.  A la mañana siguiente cogi rumbo hacia Pondicherry, una ciudad estado a las afueras de Auroville, que se encuentra en el estado de Tamil Nadu, donde me esperaba mi gran amigo Pushan, un chico con el que fui a la universidad en Paris y el cual estaba en Auroville durante unos meses ayudando a grupos de visitantes, entre ellos un grupo de chicos de mi antigua universidad ( AUP) que estaban ahí en un proyecto de la universidad.
Antes de seguir me gustaría explicar que por alguna razón no tengo fotos ni de Mamallapuram ni de mis primeros días en Auroville, por lo que explicaros como es todo se convierte en un poco mas difícil, creo que es debido a un error de una persona a la cual le deje la cámara para que sacara un par de fotos, y que sin hablar español se adentro a eliminar las fotos que habia sacado con mi cámara…pero acabo borrando todas las fotos que habia sacado durante los 2 dias anteriores… una faena, pero no hay nada que hacer asi que no pasa nada. 
Inspirado en las ideas de Sri Aurobindo y una señora argelina-marroqui-francesa conocida como “The Mother”, Auroville es una aldea global protegida por la UNESCO como experimento social fundado en el año 1966.  Sentando las bases como lugar de entendimiento global de las personas, por encima de cualquier raza, credo o religión, esta Aldea Global supone un cambio en el tipo de estructura social a la que estamos acostumbrados en occidente. Basado en la idea de la “consciencia divina” (no os confundáis, no habla  de Dios) si no de un entendimiento entre seres humanos, los cuales se respetan y dejan de lado sus diferencias para entenderse y convivir en paz. Es dificil poder explicar brevemente en un post de blog todo lo que representa este sitio, pero si alguien esta interesado en ello le recomiendo que se meta en www.auroville.org y lo lean detenidamente.  Lo que os puedo explicar es que Auroville es un sitio completamente distinto y especial, entre centros de investigación de agua, residuos, centro de musicoterapia y medicinas alternativas, estudios de sostenibilidad y centros de utilización, reutilización e investigación de materiales,etc. Auroville también tiene sus propios colegios y la cocina solar más grande del mundo.  Las transacciones de dinero físico no existen en Auroville, todo el mundo va con sus propias tarjetas, las cuales tienen una cuenta donde la gente tiene sus fondos, fondos que pertenecen a todo auroville, ya que si uno quiere ser habitante de Auroville no puede tener posesiones ( o al menos eso se intenta) fuera de Auroville. La idea es que si uno dedica su energía y esfuerzo, en forma de trabajo, a Auroville, Auroville se ocupa de ellos, sitio donde dormir, sitio donde trabajar, dinero para comer… todo esta ya solucionado. He de decir que es difícil conseguir una armonía perfecta en un sitio asi abierto al publico, aunque convertirse en “Aurovillian” es mucho mas complicado de lo que uno pueda imaginarse, el hecho de que haya tantos visitantes desvirtua un poco el sentido de la comunidad, aunque al mismo tiempo es la forma de sostenibilidad que tiene, y una de las grandes fuentes de ingreso de la comunidad. La comunidad de Auroville también trabaja con los pueblos y zonas del exterior, desde la elaboración de informes medioambientales e impulsacion de avances para los pueblos de la zona, a colaboración empresarial, ayuda en forma de ONG’s y mil tipos de actividades que se llevan a cabo en este mini cosmos.
Mi experiencia en Auroville fue corta, y menos intensa de lo que me hubiera gustado. Al estar tan poco tiempo se me hizo difícil entender del toda la complejidad de la comunidad y cada una de sus partes, y el tiempo metereologico no me iba a ayudar tampoco… porque iba a vivir mi primer “desastre natural” (http://www.levante-emv.com/internacional/2011/12/31/36-muertos-ciclon-thane-india/869043.html)  el llamado “Ciclón Thané”.
http://aupindia.org/cyclone-thane-relief/cyclone-relief-news-link/
Dormía en el Bamboo Research Center,  uno de los modulos de Auroville dedicado a la investigación de las utilizaciones de Bambu, desde mobiliario hasta ropa, pasando por joyería y juguetes, todo lo que uno se pueda imaginar, hecho de bambu. El Bamboo Research Center tenía también un par de cabañas hechas, como no, de bambú, donde Baloo, el dueño, me alojó por ser amigo de Pushan. Las primeras noches fueron increíbles, con conexión a internet desde la cabaña, un frescor nocturno perfecto para las condiciones de calor y humedad de la zona, en general un mini paraíso, hasta que llegó la noche del 29. Había rumores de que se acercaba un ciclón, la idea es que iba a haber un poco de viento y llovería, pero nada que no se pudiera aguantar sin problemas.
Me fui a mi cabaña a la noche, con una moto que me había dejado el día antes una de las chicas del grupo de gente de mi antigua universidad, con un poco de viento y lluvia, pero según llegaba a la cabaña los vientos fueron aumentando y ya no se trataba de una tontería de tormenta como otra cualquiera. Pensando que no llegaría a males mayores me tumbe en la cama, y me puse a ver una película con los auriculares ya que el viento no me dejaba escuchar nada. Al acabar la película, el viento era tan fuerte que el ruido hacia difícil conseguir cerrar el ojo, por lo que me puse unos tapones, me tapé con el saco de dormir e intenté dormir un poco. A ráfagas me caian gotas de agua que se colaban por la ventana ( una mosquitera en el lado de la cabaña) ya que ,del viento, las cortinas no dejaban de levantarse y no tapaban absolutamente nada, intenté dormirme debajo del saco, tapándome lo máximo para no mojarme. En un momento dado, oi un ruido mas fuerte de lo normal, noté como me caia bastante agua en la mano que sobresalía del saco, me quité los tapones, sali del saco y vi como la mitad del tejado de mi cabaña habia desaparecido. Corriendo me levante, ya que se hacia imposible dormir ahí, me apresuré a coger mi ordenador y mi cámara de fotos, y junto a mi saco de dormir me dispuse a buscar otra cabaña en la que dormir. Sabía que los trabajadores del BCR dormían en la cabaña grande principal, por lo que ese seria mi destino, tendría que correr bajo la lluvia, que era mucho más fuerte de lo que me esperaba. Justo antes de salir por la puerta de la cabaña, el techo entero se levantó y desapareció dejando la estructura del tejado de bambú, pero sin ninguna protección contra el agua, la situación era un poco mas tensa de lo que pensaba.
Sali de la cabaña a toda prisa y pude observar como los arboles se balanceaban peligrosamente por todo el recinto, de lado a lado, con una fuerza que no habia visto antes en mi vida. Corrí hasta la cabaña principal justo en el momento en el que la protección de plástico de la cabaña principal salía volando por los aires, les pegue cuatro gritos a los chicos que estaban durmiendo dentro, que me abrieron y me invitaron a dormir junto a ellos en el suelo.  Me tumbé y a los dos minutos uno de ellos se levantó corriendo, “ tenemos que salir de aquí, esta cayendo agua dentro, vámonos a otra cabaña” – de nuevo salimos corriendo, pasando por delante de mi cabaña, donde estaban todo el resto de mis cosas,  y vi que el tejado entero estaba tirado en el suelo, el viento era increíblemente intensa, y la lluvia parecía como si estuvieran regándonos con una manguera, llegamos a otra cabaña donde dormía otro de los chicos del BCR. Entramos y nos quedamos ahí, la estructura de esta cabaña era mas segura y no tenia ningun árbol cerca, por lo que parecía una buena opción para quedarse ahí hasta que amainara el temporal.  Nos metimos ahí 6 personas, y cuando nos calmamos un poco después de la adrenalina del momento, en calzones y camiseta mojados, con un frio de narices, me quedé dormido en el suelo. Al despertar, 30 minutos después, todos seguían en las mismas posiciones, el tiempo no amainaba y no sabíamos qué hacer, asi que decidimos esperar hasta que mejorara. Al hacerse de día poco a poco el temporal fue bajando de intensidad. Aunque el viento era fuerte y la lluvia también, ya no era comparable a lo que habíamos vivido horas antes, por lo que salí corriendo a mi cabaña para recoger mis cosas, meterlas en la mochila y llevarlas a algún sitio seco.  Sobre las 10 de la mañana, después de que los chicos del BCR decidieran salir corriendo para hacer una pequeña evaluación de daños, decidi que tenia que salir de esa zona, y tenía que ponerme a cubierto en alguno de los pabellones (edificios de cemento) de Auroville. Mi preferencia era irme al pabellón de Tibet, donde estaba Pushan y donde sabia que me podrían ayudar un poco.  Salí de la cabaña y me dirigi hacia la moto, que estaba tirada en el suelo, empujada por el viento. La cogi e intenté salir del recinto. Al salir pude comprobar como el camino que me llevaba a los pabellones habia desaparecido, cubierto por miles de hojas y arboles cortando el paso se hizo imposible moverme en ninguna de las direcciones o caminos que me devolvían a la civilización, por lo que decidi aparcar la moto y seguir caminando. Cogí uno de los caminos principales, pero llegué a un punto donde no podía continuar ya que un árbol habia cortado toda posibilidad de seguir, no se podía pasar por encima ni por abajo, ni siquiera por el lado ya que habia vayas de alambre a los lados.  Me quité las chancletas, que se me iban quedando atascadas en todos los trozos de barro, y me puse a caminar descalzo por el camino que cruzaba el pueblo, ya que al otro lado estaría la otra parte de Auroville, y la zona de los pabellones.  Al caminar, al no conocer el camino, tuve que parar a un tipo que iba tapado hasta arriba en una moto, le pedi que me acercara lo máximo posible al sitio donde iba el, cerca de mis pabellones. Me dejó a casi 1 km de los pabellones, por lo que corriendo descalzo, bajo la lluvia y el viento, y pudiendo empezar a ver los resultados del ciclon, llegué al pabellón del tibet donde me esperaba Pushan muy preocupado por no haberme podido contactar antes, se acababa la odisea.
Los efectos del ciclon fueron devastadores, tras pasarnos todo el dia metidos en el pabellón de Tibet ( gracias a Kalsong y Namgyal por acogerme y dejarme ropa seca! Thank you so much!!) sin electricidad ni agua potable salimos a por provisiones. No hay mucho que pueda decir mas de lo que se puede ver en imágenes.  Arboles caidos por todos lados, arrancados desde la raíz, encima de tendidos eléctricos, casas destrozadas por el viento y la lluvia, carreteras desaparecidas bajo mantos de hojas y ramas, sin duda el ciclon habia sido mucho mas fuerte de lo que nos imaginábamos. Nos llego la noticia de que 33 personas habían fallecido en la zona.
 El dia 31 por la mañana la tormenta habia cesado, fui hacia la zona del Bamboo Research Center, en busca de la moto que habia dejado aparcada en algún lugar cercano. Fue increíble ver el destrozo que habia causado la tormenta. Cabañas completamente hundidas hasta el suelo, todo el material destrozado, la oficina principal habia desaparecido, sepultada bajo un árbol gigante que habia caído encima... imágenes apocalípticas que intenté retratar con mi cámara, pero nada cercano a la realidad de la situación. Me acerqué a ver mi cabaña, la cual habia sido desplazada de la base de hormigón en la que se sostenía, y a 5 metros otra cabaña sepultada hasta los cimientos por un árbol que le habia caído encima… alucinante la suerte que tuve. Baloo nos comentó que habia perdido unas 60,000 INR (unos 1000 euros) de producto y materiales, sin contar los destrozos físicos de las cabañas y las instalaciones. Nunca jamás habia vivido una situación similar, y no paraba de imaginarme lo que hubiera sido un huracán, un tifón o cualquier tipo de tormenta o desastre natural mas fuerte que un “simple” ciclón.  Pero como los optimistas de la zona dicen, la destrucción solo trae creación.
Esa misma tarde tras haber conseguido secar, mas o menos, toda mi ropa empaqué y me fui hacia el aeropuerto de Chennai, donde cogería un avión para salir de India, mi visa se acaba y mi visita a India llega a su fin. Ultimo dia del año, ultimo dia en India, Sri Lanka será la próxima parada. ALLÁ VOY! Han sido tres meses de lo mas completo en India, llegué y recibido por mi Amigo Bicho nos fuimos juntos a Leh, la ciudad mas al norte de India, puro Himalaya, de ahí a Manali y Rishikesh a las partes bajas del Himalaya, cerca de donde comienza el Ganges, de ahí a Varanasi, el punto más importante del Ganges, una pequeña ruta por las tierras planas centrales de India, Khajuraho, Orchha,Agra,Delhi, bajar al desierto de Rajastan para ver Pushkar, Jaisalmer, Jodhpur y Udaipur, seguir a Goa y Gokarna por las playas, volver al centro a Hampi, donde las rocas inundan todo el paisaje, Anantapur para ver una de las organizaciones mas importantes de España (Fundacion Vicente Ferrer) y de ahí a Auroville, para ver la que probablemente es la aldea global y comunidad alternativa mas grande del mundo. Sin duda puedo decir que en India el paso ha sido bastante curioso, de la montaña al mar, pasando por llanuras y desierto, pero sin duda con lo que me quedo de India es con su gente y su vida. Este país es tan especial y distinto de cualquier cosa que estamos acostumbrados a ver en el oeste, que es difícil conseguir explicarlo todo solamente con palabras. Olores son millones, escenas he vivido miles, paisajes  he visto centenares, gente he conocido por decenas y todo  en un único viaje. Magico India, volveré sin duda a visitarla y a vivirla más tiempo si es posible. Ha sido tan o más especial de lo que me imaginaba y ha superado con creces mis expectativas, GRACIAS INDIA!



Kalsong 




Alumnos de AUP, ayudando en las labores de limpieza
oficina principal

cabana a 5 metros de mi cabana. completamente destrozada

base de mi cabana desplazada

mi cabana

una de las cabanas principales


1 comentario:

  1. Muy buenas viajero!!! he estado ojeando tu blog y me he encontrado con esto del huracán. Nosotros estábamos allí el día anterior y el día este del desastre nos fuimos, por suerte a Varkala así que nos libramos de vientos y lluvias. Creo que coincidimos en Auroville según las fechas. Nosotros ya volvimos a España a finales de Enero y esperamos volver a salir de viaje a finales de este año, sudeste asiático, laos, tailandia, camboya, vietnam, etc. Ya te escribiré para pedir consejo de sitios que uno no se puede perder. Aquí te dejo mi link del blog que realizamos en nuestro recorrido por India.
    http://indianlassi.blogspot.com
    Te vamos a linkar tu blog en el nuestro. Salud, felicidad y buen viaje!!!!!

    ResponderEliminar

COMENTARIOS?PREGUNTAS?DESEOS?PALABRAS BONITAS?ESCRIBE LO QUE DESEES!