BARRA DE PESTAÑAS

9 ene. 2012

22 al 26 de Diciembre de 2011. FUNDACION VICENTE FERRER. Anantapur, Estado de Andhra Pradesh. INDIA



   


Llegué a la estación de autobuses de Anantapur, y tal y como me dijo Patricia (mi contacto dentro de la fundación—Gracias Tio Fernando!!Gracias Maria Vallés, y Gracias Patricia!) cogí un rickshaw hasta el RDT. Sin saber muy bien de que se trataba de repente llegué a una puerta con dos seguridades. Nada parecía lo que me esperaba, pero ellos muy simpaticos, me confirmaron que estaba en la lista, me llevaron por dentro de una finca cerrada, con un monton de casitas pequeñas numeradas, y me dejaron en el numero 36. Abro la puerta, y de repente un pedazo de habitación increíble, 3 camas, un baño y probablemente la mejor habitación en la que he podido estar en India hasta ahora, un lujo ( teniendo en cuenta mis estándares durante este viaje! no os hagáis la idea de que era un hotel de lujo). Deje mis cosas y llame a Roger y Maria, los cuales habían llegado esa misma mañana y estaban en otra habitación alojados.  Al caminar por el recinto no conseguía comprender nada de lo que estaba viendo, unas instalaciones de caerse de culo, auditorio, comedor, 60 casitas para invitados, otras tantas para trabajadores de la fundación… y lleno de Indios que hablaban perfecto Español… “ esto es una broma, no puede ser” pensé… y después de dar una vuelta y comer algo en el comedor principal, me fui a dormir.
A la mañana siguiente habíamos quedado a las 9:30 en las oficinas de la entrada, al lado de donde estaban los seguridades, y con la luz del dia todavía no daba crédito, pregunté atónito de lo que estaba viendo. Se trataba de la central de la fundación, la cual lleva trabajando unos 35 años, en ella vivian los trabajadores de la fundación que tenían funciones de oficina, los voluntarios, y aquellos visitantes que fueran a la fundación a visitar, teneis que tener en cuenta que estamos hablando de un terreno enorme, todo privado, pagado con dinero de los cooperantes y padrinos de la fundación, y que hace de central de operaciones de todos los proyectos que lleva a cabo la fundación.
Vicente Ferrer, fallecido hace un par de años, fue un cura jesuita que fue enviado a India hace muchos años. Al transmitirle la iglesia su nuevo destino fuera de India, dejó la orden y comenzó a trabajar por su cuenta, alegando que su sitio estaba ahí, en India, y que no iba a irse a ningun otro lado. Comenzó a trabajar en la zona de Maharasthra, en un pueblo cerca de Bombay. Su efecto fue tal que la revista Life se hizo eco de sus actividades, y con un articulo llamado “ la revolución silenciosa” atrajo la atención de políticos y altas esferas del país, los cuales rápidamente quisieron echarle, ya que suponía una posible amenaza para su status quo. La movilización ciudadana fue tal, que Indira Gandhi se vio obligada a dejar que se quedara en el país, pero no en Maharasthra. Fue en ese momento cuando le llamo el estado de andhra pradesh para ir a trabajar en su zona, en aquel momento Andhra Pradesh era de los estados mas pobres de la India, por lo que Vicente aceptó. Al llegar al aeropuerto de Hyderabad, capital de Andhra Pradesh, los periodistas le preguntaron donde iba a ir, y su respuesta fue clara “ donde hace falta que vaya?” todo el mundo le dijo que tenia que ir hacia Anantapur, que estaba fatal, y de paso serviría para desmotivarle un poquito mas.  Junto con su primera voluntaria, una chica inglesa llamada Anna, se dirigió hacia Anantapur. Comenzaron ayudando a campesinos y jornaleros con la construcción de pozos que pudieran ayudarles a  no perder sus cosechas y a tener agua potable que beber. De ahí comenzaron a crear el sistema de apadrinamiento, seria un buen sistema ya que conseguiría que las ayudas económicas no fueran individuales, es decir, que no fueran una sola vez y si te he visto no me acuerdo, si no que crearan un vinculo con aquellos que envían su dinero para ayudar, y asi mantener la financiación de la fundación a largo plazo. Desde ahí a construir hospitales, ayudar a grupos de trabajo de mujeres, sacar a las castas mas bajas de su situación de insalubridad y precariedad, etc etc etc. Y todo sin la utilización de la religión, ni un crucifijo, ni una palabra de Dios ( algo que para mi es importante ya que no se mezclan temas) solamente con trabajo duro, de personas a personas.

CON LA MANO EN EL CORAZON… ES ALGO DE LO MAS INCREIBLE QUE HE VISTO EN MI VIDA. Que dos personas, con una mano delante y otra detrás, hayan podido conseguir lo que hoy en dia es la fundación, es algo realmente admirable, y doy mis humildes gracias a toda esa gente que ayuda a la fundación en su labor, a través de voluntariados, apadrinamientos o ayudas económicas…porque de verdad pueden estar seguros de que su labor se esta llevando a cabo. Y es comprensible después de ver todo lo que he podido ver, el entender por qué tratan a Vicente Ferrer como un semidios al que rezan todos los días;  junto a las imágenes de Shiva, Ganesh o Vishnu, para algunos incluso Jesucristo, siempre estaba la imagen de Vicente Ferrer, algo realmente impactante.
El primer dia fuimos a visitar un hospital creado por la fundación. No tengo palabras para describir el PEDAZO de hospital que han creado de la nada. Hospital de Sida y tuberculosis, hospital de pediatría, hospital general, hospital de cáncer… mil secciones todas funcionando a pleno pulmon, hospitales limpios y bien organizados, nada que ver con los hospitales locales de India… algo realmente increíble. Maquinaria moderna, equipo cada vez mas cualificado y todo para ayudar a la gente de la zona, un hospital al que acuden cerca de 2 millones de personas ( si no son mas), echadle un ojo a las fotos porque las instalaciones eran realmente increíbles.



Al dia siguiente fuimos a ver un colegio de niños con deficiencias mentales y otro colegio con niños sordomudos. Hay que tener en cuenta que estos niños si no fueran por gente como esta asociación, estarían tirados en las calles, sucios y sin ser atendidos por sus familias. En un estado de supervivencia hay que elegir al mas hábil para vivir, y es común ver a niños deficientes o sordomudos sucios, tratados como perros por sus propias familias y vecinos, no es un juicio de valor, es algo que pasa, y es algo comprensible en el estado en el que viven muchas familias. A través de la labor de la fundación, han conseguido re-introducir a varios niños a la sociedad, convirtiéndoles en útiles para sus familias y evitando que sean rechazados.  Ver la cara de felicidad de estos niños cuando juegan en estos entornos vuelve a recordarte la importancia de esta Fundacion y su trabajo.
Por la tarde fuimos a ver a un grupo de trabajo de mujeres. Como muchos sabeis, lo normal en la India, sobre todo en las castas bajas, es que las mujeres se queden trabajando en casa y como mucho se ocupen del campo. Cuando los ingresos no son suficientes estas familias sufren muchísimo, y teniendo en cuenta el alto grado de alcoholismo y abandono de los hombres, esta fundación ha basado su esfuerzo en ayudarlas a ellas.  A través de la creación de grupos de trabajo, estas mujeres han conseguido mejorar sus números considerablemente, la fundación les ayudó en un primer momento a comprar vacas, las cuales dan leche y crean una fuente de ingresos constante durante todo el año, de ahí a comprar cabras y criarlas para venderlas, y de ahí a comprar bufalas para la leche, la crianza y la venta. En general un trabajo que las mujeres agradecen enormemente, y asi nos lo hicieron saber. Nos explicaron como vivian antes de que llegara la fundación, como ha cambiado su vida, y como viven ahora, y puedo aseguraros que es un cambio INCREIBLE,  y como siempre, Vicente Ferrer en un altar, al cual se le realiza una pooja como si fuera cualquier otro dios, ALUCINANTE.

Es Dificil explicar todo lo que vimos, y vivimos… pero es fácil explicaros la humildad que tiene esta gente. Anna Ferrer ( aquella primera voluntaria, y viuda de Vicente) nos recibió un dia en su despacho. Según nos habían comentado le gusta recibir a todos los visitantes uno a uno, y conversar con ellos sobre lo que ven y sobre lo que piensan del trabajo de la fundación, y de nuevo puedo aseguraros que es increíble ver a una señora así, con una humildad que se te cae el corazón a los pies de pensar todo lo que han conseguido, pero con la mentalidad de que hay que seguir trabajando y trabajando duro para seguir la labor que hace mucho tiempo comenzó Vicente Ferrer.
Aparte de toda la explicación sobre la fundación ( la cual se hace difícil ya que vimos tantísimas cosas increíbles) puedo contaros que pasamos un dia de navidad bastante divertido y rodeado de buen humor. Los voluntarios nos invitaron a comer con ellos una cena deliciosa y nos hicieron sentir en casa, desde aquí les quiero mandar un gran beso a todos y darles las gracias por ser gente tan ( y perdón por la expresión) DE PUTA MADRE. En general, gracias a los voluntarios, cooperantes, trabajadores, niños mujeres y hombres… porque de verdad que no olvidaré nunca lo que vi en Anantapur. Y sin duda por devolverme la fé en las personas buenas y en que un cambio, por pequeño que pueda ser para algunos, supone la vida para otros.
cena de navidad con los voluntarios



No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS?PREGUNTAS?DESEOS?PALABRAS BONITAS?ESCRIBE LO QUE DESEES!